¿Cuándo y cómo se formó el relieve?

 

  1. Historia de la Tierra
  • La formación de la Tierra

A lo largo de millones de años, en la Tierra se han ido formando varias capas:

  • La atmósfera. Capa gaseosa que envuelve la Tierra.
  • La hidrosfera. Capa líquida formada por océanos, mares, ríos, lagos y aguas subterráneas.
  • La tierra. Capa sólida que comprende la superficie terrestre y su interior.

Estas tres capas componen la biosfera, la capa en la que se produce la vida.

  • Las eras geológicas

La geología es la ciencia que estudia la formación de la Tierra, y las formas de relieve y su evolución. Esta evolución se divide en cinco eras geológicas:

  • Era arcaica (4550 a 570 millones de años). La superficie terrestre estaba cubierta por el mar. Se formaron las primeras rocas.
  • Era primaria (570 a 250 millones de años). Surgieron las cordilleras más antiguas. Además, aparecieron los peces, los reptiles y las plantas.
  • Era secundaria (250 a 65 millones de años). Los fondos marinos se llenaron de materiales sedimentarios; aparecieron los dinosaurios.
  • Era terciaria (65 a 1,6 millones de años). Se elevaron nuevas cordilleras, y el planeta se pobló de aves y mamíferos. Al final de esta era aparecieron los primeros antepasados del ser humano.
  • Era cuaternaria (1,6 millones de años a la actualidad). El hielo cubrió buena parte del hemisferio norte. Los seres humanos alcanzaron su estado actual.
  • El origen del relieve terrestre
  1. Estructura interna de la Tierra
  • Las capas terrestres

La Tierra tiene las siguientes capas:

  • La tectónica de placas

La teoría de la tectónica de placas afirma que la corteza terrestre está dividida en placas. Estas placas están en constante movimiento, y chocan unas con otras provocando terremotos y erupciones volcánicas. Por eso, las zonas donde se unen unas placas con otras son áreas de actividad sísmica y volcánica.

  1. Los factores internos del relieve

El relieve terrestre tiene su origen en el interior de la Tierra.

  • La orogénesis

La orogénesis es el conjunto de procesos geológicos producidos por el roce de los bordes de las placas, y da lugar a dos formas distintas de relieve:

  • Plegamientos. Ondulaciones de las rocas formadas en zonas con materiales blandos. Por su elasticidad, los materiales se pliegan.
  • Fallas. Fracturas de la corteza producidas en lugares compuestos por materiales duros. Por su dureza, estos materiales no se pliegan, sino que se rompen.
  • Los volcanes

Son grietas de la corteza terrestre por las que sale el magma y los gases del interior de la Tierra. Los materiales son expulsados a través de la chimenea y se depositan alrededor del cráter, formando una montaña o cono volcánico.

Cuando la lava es muy fluida, forma corrientes que dan lugar a un relieve compuesto por gruesas capas de basalto. En ocasiones, los volcanes provocan efectos desastrosos en las poblaciones próximas a la zona de erupción.

  • Los terremotos

Son sacudidas de la corteza terrestre provocadas por el roce de una placa con otra. En un terremoto podemos diferenciar el hipocentro, que es el punto del interior de la Tierra donde tiene lugar el seísmo, y el epicentro, zona de la superficie donde se refleja ese movimiento.

Cuando se producen bajo el mar, originan maremotos o tsunamis, cuyas olas arrasan las zonas costeras.

  1. Los factores externos del relieve
  • El ciclo de erosión

El relieve también es modificado por factores externos: el agua, el viento, el hielo, los cambios de temperatura y los seres vivos.

Estos agentes modifican el relieve a través de un proceso conocido como ciclo de erosión, y que está compuesto por la erosión, el transporte y la sedimentación.

  • La erosión del agua

El agua es uno de los agentes erosivos más importantes, y hay de varios tipos:

  • Otros agentes erosivos
  • El viento. Su acción erosiva es especialmente intensa en zonas secas y en los desiertos.
  • Los glaciares. Un glaciar es una acumulación de masas de hielo que descienden hacia lugares más bajos. En su trayectoria modifican el terreno.
  • Los cambios de temperatura. Provocan que las rocas se contraigan y dilaten.
  • La vegetación. Disminuye la acción erosiva en los suelos, al protegerlos y afianzarlos con sus raíces, pero también puede romper las rocas.
  • El ser humano. Modifica el relieve a través de sus actividades (agricultura, construcción de infraestructuras, minería, etc.).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: